Buenos habitos, buenos resultados

“Los buenos hábitos son la clave de todo éxito. Los malos hábitos son la puerta abierta al fracaso”.

“Las diminutas cadenas de los hábitos son generalmente demasiado pequeñas para sentirlas, hasta que llegan a ser demasiado fuertes para romperlas; pero si tenemos  que ser esclavos de los hábitos, que seamos  esclavos  de los buenos hábitos”.

Observa tus pensamientos, se convertirán en tus palabras. Observa tus palabras, se convertirán en tus acciones. Observa tus acciones, se convertirán en tus hábitos. Observa tus hábitos, se convertirán en tu carácter. Observa tu carácter. se convertirá en tu destino.

Es más fácil prevenir los malos hábitos que terminarlos.

El conocimiento es el paradigma teórico, el qué hacer y el por qué, la capacidad es el cómo hacer. Y el deseo es la motivación, el querer hacer. Para convertir algo en un hábito de nuestra vida, necesitamos esos tres elementos.

Sólo un hábito puede dominar otro hábito.

El hábito es el enorme volante de inercia que mueve a la sociedad, su más valioso agente de conservación.

El hábito, si no se resiste, al poco tiempo se vuelve una necesidad.

Porqué esta conferencia:

Vives siempre en compañía de tus hábitos, detente un momento a pensar sobre todo lo que realizas en un día normal, te darás cuenta que efectúas muchas actividades que tuviste que practicarlas para poder desarrollarlas. Durante el día caminas, comes, hablas, lees y realizas otras actividades que las aprendiste gracias a las personas que te cuidaron desde tu infancia, eres hábil para ejercerlas, porque las repetiste una y otra vez, hasta que se convirtieron en parte de ti. Cuando caminas, no vas pensando conscientemente en cómo poner un pie, mantener el equilibrio y luego poner el otro más adelante para dar un paso. De modo que a través de los hábitos desempeñamos muchas actividades de manera casi automática.
“El hábito debe adquirirse sin ningún esfuerzo dentro de un lapso determinado, debe estar guiado por pensamientos positivos y debe repetirse conscientemente, pero siempre con buena disposición, nunca forzándolo como si fuera el enemigo del hábito malo”.

 Objetivos de esta conferencia:

Crear la distinción entre un mal hábito, un buen hábito y un hábito potenciador

Generar conciencia en los participantes o socios de aprendizajes acerca de la necesidad de adquirir buenos hábitos

Que desarrollen habilidades para identificar en sus propios hábitos, cuáles son los buenos hábitos y cuáles no.

Que desarrollen la habilidad para deshacerse de los malos habitos

Que logren internalizar el proceso de aprehensión de buenos hábitos

Que sean capaces de crear un portafolio de buenos hábitos

Ideas Centrales:

  • Produce una enorme alegría ver que se puede avanzar si uno se lo propone de verdad.
  • Ya sea que consideres un hábito como bueno o malo , una vez que tu mente hace que se establezca una conexión en tu cerebro para que tu cuerpo responda a ciertas circunstancias, es decir, una vez que aprendiste un hábito, éste  posee ahora una fuerza muy poderosa y difícil de detener. Así que, usa la mecánica del hábito a tu favor, enfoca toda su fuerza en la dirección de tus deseos, porque una vez formados los hábitos se vuelven acciones casi automáticas, de manera que no te sorprendas a ti mismo diciendo frases como: “Yo no quería lastimarle”, “No quería tomarme esa copa”, “No sé cómo sucedió, solo me dejé llevar, no quise hacerlo”, “No quería perder el tiempo en el cine toda la tarde” y como estas muchas frases más, que nos sirven para darnos cuenta del poder de los hábitos.
  • Una vez que la respuesta se convierte en un hábito, ya no se aprende. En teoría, se podría actuar de forma distinta, pero en la práctica no se hace. Los hábitos son extremadamente útiles al simplificar partes de nuestra vida en las que no queremos pensar; evitan el tedio de tener que pensar cómo acordonar los zapatos cada mañana. Un área a la que no quiere unir su creatividad. Pero hay un arte de decidir qué partes de su vida quiere convertir en hábitos y de qué partes de su vida quiere seguir aprendiendo y tener opciones. Esto se convierte en una cuestión clave de equilibrio.
  • Recuerda, la mecánica del hábito puede funcionar a tu favor, pero también en la dirección contraria. Recuerda también que lo que tú haces repercute en las personas más cercanas a ti, y aunque no parezca, se extiende hasta lugares inimaginables. Así que, a cultivar buenos hábitos.
  • Trabaja en preparar tu maleta de buenos hábitos que te llevarán a la cima del éxito
  • Si quieres que algo se haga, encárgaselo a una persona ocupada.

Contenido de esta conferencia:

Qué es un hábito?

Malos hábitos y buenos hábitos

Cómo crear buenos hábitos

Cómo sustituir un mal hábito por un buen hábito

Los hábitos y las creencias

Hasta dónde nos pueden llevar los buenos hábitos?

Cuatro (4) aspectos principales para cultivar buenos hábitos: repetición, frecuencia, constancia y perfeccionamiento.
- Repetición: cada vez que se presenta una oportunidad de efectuar la actitud o destreza que desees desarrollar, debe ser repetida una y otra vez.
- Frecuencia: realiza las repeticiones con frecuencia, crea las condiciones necesarias para hacerlas, no solo esperes a que ocurran.
- Constancia: repite buenas actitudes con frecuencia y mantén ese ritmo, no dejes que el desánimo te venza, no desistas.
- Perfeccionamiento: no seas conformista, que no te baste llegar a niveles mediocres, siempre aspira y trabaja para alcanzar los más altos niveles, si lo logras, sé humilde.

Cómo se obtienen buenos resultados a través de los buenos hábitos

Cómo mantener los buenos hábitos

Complementa tus buenos hábitos con hábitos potenciadores

Tienes listo tu portafolio ?

Alcanzando el éxito a través de los buenos hábitos

Duración de la Conferencia:    Cuatro (4) horas.

Sígueme en Twitter