Liderazgo Emocional

Seminario

Liderazgo e Inteligencia Emocional

El liderazgo emocional es aquél liderazgo que incluye el manejo de las emociones de forma efectiva para conseguir liderar con eficacia.

El liderazgo emocional es imprescindible a la hora de liderar porque los seres humanos actuamos básicamente por emociones y a la hora de convencer y motivar tenemos que estimular las emociones.

Cuando lideras es importante que muevas las emociones de la otra persona para influenciarla de tal modo que el liderazgo sea pan comido.

No es lo mismo que alguien haga algo porque eres el que manda que que lo haga porque cree en lo que dices y lo apoya totalmente.

Y si no eres el que manda solo podrás mandar si aprendes a manejar el liderazgo emocional. “vamos aquí” “haz esto porque lo digo yo, por qué es lo mejor” son frases carentes de liderazgo emocional.

Hay personas que con su vocabulario autoritario consiguen mandar a otras personas pero este tipo de mandato crea resentimiento que a la larga es muy negativo y crea además mucha rebeldía. A nadie le gusta el típico amigo marimandón, los amigos suelen quedar hartos de una persona así.

En cambio si logras hacer que otra persona empatice y entienda el asunto igual que tú lo entiendes, lograrás un liderazgo emocional perfecto y la otra persona hará lo que tú quieras.

Las claves del liderazgo emocional:

Para desarrollar tu liderazgo emocional deberás convertirte en un maestro del lenguaje corporal  y en un mago de las emociones. Saber qué, cuando y cómo decir las cosas.

No es solo el momento oportuno sino elegir las palabras adecuadas. Tienes que utilizar palabras emocionales y conjuntos de frases que provoquen emociones.

Por ejemplo: “estoy sufriendo” es una estado emocional pero si lo detallamos más:  “Cada noche me cuesta dormir porque me entra mucha ansiedad de no saber qué va a pasar mañana. Me siento agotado, frustrado y cansado, estoy sufriendo mucho”.

Esto ya es un conjunto de frases que ayudan a la otra persona a comprender y entender tu estado de ánimo y de ese modo empatizar. Porque la simple palabra: “sufrimiento” es muy objetiva. Para un enfermo que se ha pasado la vida en hospitales la palabra sufrimiento será muy profunda y seguramente suficiente para que te entienda.

Pero un hombre de 50 años que su máximo problema ha sido no poder ir un agosto de vacaciones pues para él la palabra sufrimiento será irrisoria, no la comprenderá con tanta complejidad como tú y por eso deberás usar más palabras emocionales y frases para que te entienda, comprenda y así podrás liderarlo.

El liderazgo emocional se basa en provocar todas las emociones correctas para influenciar a la persona y liderarla. Para ello hay que calibrar, si bien todas las personas reaccionan parecido a ciertos estímulos, conocer mediante el lenguaje corporal y análisis a la otra persona te permitirá liderarla con mucha más rapidez y efectividad.

Es decir, si intuyes como es Juan sabrás influenciarlo emocionalmente más rápido que si siempre usas los mismos argumentos estándar.

El líder emocionalmente inteligente es capaz de ser sensible sobre las emociones que sobrevuelan alrededor del grupo, tomando conciencia de los diversos estados emocionales.

Esta activación emocionalmente sutil, ayudará al líder a anticiparse al posible impacto de sus decisiones al respecto del grupo y sus personas integrantes.

Aparte de detectar los posibles estados emocionales del grupo, el líder carismático posee una experiencia clara de las emociones, y se convierte en un ser más emisor que receptor de emociones. Para ello, el líder debe dar mensajes desde el corazón, mediante la capacidad de expresarse de manera convincente.

Dirigido a:  Ejecutivos, Gerentes, Supervisores, Jefes, Coordinadores de proyectos, Emprendedores y todos aquellos profesionales que lideren equipos de trabajo y deseen elevar los niveles de excelencia en su gestión.

Objetivo Generales del Seminario:

Al finalizar el Seminario, los socios de aprendizaje estarán en capacidad de:

  1. Articular y estimular el entusiasmo por las perspectivas y los objetivos compartidos.

  2. Tomar decisiones independientemente de cualquier suposición.

  3. Guiar el desempeño de los demás.

  4. Transmitir energía emocional positiva.

  5. Lideran con el ejemplo.

  6. Organizar, Coordinar y movilizar los esfuerzos de un grupo de personas.

  7. Negociar soluciones. Prevenir conflictos y solucionar los existentes.

  8. Hacer conexiones personales. Asentada en la empatía, básica para el trabajo en equipo.

  9. Intuir los sentimientos, los motivos, y los intereses de las personas.

Objetivos Específicos:

Los socios de aprendizaje lograrán identificar las competencias que requerirán para liderar con inteligencia emocional y generar cambios internos y comportamentales derivados de:

- El conocimiento de las propias emociones (Autoconsciencia).

- El conocimiento de uno mismo, nuestros defectos y cualidades.
- La capacidad de reconocer un sentimiento en el mismo momento que aparece.
- La capacidad de autoevaluarse uno mismo de forma objetiva y realista.

-La capacidad para controlar las emociones (Autocontrol).

- El autocontrol emocional es el dominio que ejerce la persona sobre sus reacciones y la expresión de sus emociones.

- La capacidad de motivarse uno mismo (Automotivación).

- El control de la vida emocional y su subordinación a una meta, puede ser esencial para mantener la motivación.

- El reconocimiento de las emociones ajenas.

- La empatía, es sentir lo que está sintiendo el otro para comprender mejor sus sentimientos.

- El control de las relaciones (Habilidades sociales).

- Utilización adecuada de la comunicación.
- Relacionarse adecuadamente con las emociones ajenas.

Estrategia Metodológica:

Manejo de casos prácticos, demostraciones en sala, desarrollo de dinámicas grupales, apoyo audiovisual.

 Duración:  8 horas